UBETA
Organic Grenache Wines

Ubeta es una bodega familiar ubicada en Navarra, que nace con el objetivo de ser un referente internacional en vinos orgánicos de alta calidad gracias a la singularidad de nuestros viñedos nativos. Se asienta sobre la premisa de la agricultura orgánica, de escasa producción y máximo respeto a la biodiversidad.

Nuestra forma de entender el viñedo y el vino nos lleva a investigar y probar nuevos caminos, alejándonos de los apriorismos, consolidando el mensaje de que el mejor vino está por venir.


Historia

Ubeta es una historia de familia ligada al viñedo, a las experiencias y al trabajo bien hecho legado por nuestros abuelos. El nombre de la bodega procede del paraje en el que se ubica nuestro viñedo centenario de garnacha, considerado por la importancia de su acervo genético un patrimonio vitícola navarro a conservar.

La bodega se inaugura en septiembre de 2018. El edificio está situado en lo alto de una ladera a los pies de los viñedos de garnacha blanca desde donde se observa una preciosa panorámica del valle del Queiles. Se trata de un proyecto de bioconstrucción, distribuido en dos plantas, una subterránea que permite conservar constante la temperatura del interior durante todo el año, donde se elaboran y guardan los vinos y otra encima de la anterior que se utiliza como sala de ventas y cata de vinos. En su construcción ha primado la utilización de materiales naturales como termoarcilla en muros, madera en techos y rellenos de celulosa como aislante. Se trata de una bodega con una capacidad limitada, de unos 50.000 litros de vino y está destinada a producir vinos de alta calidad.


Garnacha biodiversa

Nuestros vinos de garnacha, parten de la unión entre el viñedo de garnacha heredado de nuestros antepasados, la agricultura orgánica, y la diversidad propia de las viñas viejas.

La garnacha es una de las variedades que mejor expresa su “Terroir”. Las Garnachas de Ubeta son diferentes al resto debido al suelo donde están enraizadas, al clima y al cuidado de las uvas.

Para nosotros la viticultura BIO u orgánico, libre de químicos sintéticos produce alimentos y entornos más saludables además de ser un compromiso adquirido con las próximas generaciones. Las óptimas condiciones ambientales del sur de Navarra confieren a nuestros viñedos un microclima excepcional para el cultivo biológico, donde se combinan precipitaciones medias de 250 mm/año, temperaturas que varían entre -5º y 40º y un viento dominante del Noroeste que acelera la evaporación de las escasas precipitaciones. Todos estos factores unidos a la adaptación de la garnacha, nos permiten minimizar los tratamientos para el control de plagas utilizando pequeñas dosis de tratamientos preventivos similares a los que utilizaban nuestros padres y abuelos.

Es diversa debido a que nuestros antiguos viñedos albergan una riqueza notable tanto intraespecífica como interespecífica por lo que son un auténtico patrimonio vitícola a conservar. Los viejos viñedos de garnacha están acompañados de forma minoritaria por vides sueltas de: Garnacha blanca, Garnacha Roya, Desgranadera, Pasera, Moristel, Monastrel, Mazuela, Vidau de Barillas. Garzuela, Morate y Graciano de Ubeta. Esta complejidad estructural permite obtener vinos equilibrados con gran frutosidad y mineralidad. Algunas de estas especies de vides no se han vinificado nunca y otras se desconoce su procedencia por lo que se han iniciado proyectos de I+D+i de conservación genética y microvinificaciones que van a permitir en un futuro la vinificación de estas especies minoritarias nativas de forma y modo diferencial.



Nuestro trabajo

En Bodegas Ubeta pensamos que un vino de alta calidad solo es posible con buenas uvas, todo empieza con el cuidado de la vid. La elaboración del vino la realizamos bajo el estricto control del reglamento ecológico prestando especial importancia a la entrada de uva sana en la bodega y a la higiene de la misma. Ambos factores nos permiten reducir al mínimo la contaminación de procesos. La higienización de la bodega se realiza con agua a temperatura superior a 90 grados evitando el uso de compuestos químicos.

El primer trabajo que realizamos durante el invierno es la poda manual de nuestras viñas. Los tratamientos son reducidos a los imprescindibles para garantizar una correcta sanidad de la uva, solo se utilizan productos no residuales y confusión sexual para combatir a los insectos. Una vez “ligada” la uva se procede a realizar podas en verde y aclareos (desfornecinado). La selección de la uva se realiza en la misma viña, eliminando los racimos que no están en perfecto estado. La uva debe tener una madurez óptima y llegar a la bodega íntegra. La recogida de la uva se realiza en cajas con una capacidad de unos 15 kg y es introducida en la bodega en un plazo máximo de 60 minutos después de recolectada, siempre por gravedad, sin utilización de medios mecánicos. Una vez recibida la uva en la bodega se procede a realizar una selección manual de cada racimo en la mesa de selección, seguidamente las uvas son despalilladas y se seleccionan los mejores granos. A partir de este punto el proceso es diferente para el vino blanco y el tinto.

En el caso de la garnacha blanca después del despalillado se procede al estrujado de la uva y entrada en el depósito para su maceración en frio, donde tras 24 horas se sangrará para su posterior fermentación en barricas nuevas de roble francés con las levaduras autóctonas que contiene la uva.

La garnacha tinta una vez despalillada es introducida por gravedad en depósitos de 7.500 litros donde se produce la fermentación a temperatura controlada. Una vez realizada la fermentación alcohólica con las levaduras autóctonas que contiene la uva se produce el vaciado de los depósitos y el llenado de las barricas también por gravedad donde el vino realiza la fermentación maloláctica. Finalizada la fermentación maloláctica, el vino se trasiega a otra barrica (de roble francés) donde permanecerá el tiempo que requiera cada uno de los vinos, entre 12 y 18 meses. En este periodo se realizan varios trasiegos, así como rellenos semanales para suplir las mermas que se producen. Una vez finalizado el periodo de estancia en barricas los vinos pasan a depósito de hormigón donde permanecerán un mínimo de 6 meses produciéndose una clarificación y estabilización natural.



Los vinos

Nuestros vinos son elaborados con una selección de selecciones, mejores uvas y mejores barricas, con el objetivo de obtener mediante fermentaciones naturales vinos de gran originalidad, fieles al terreno y respetuosos con el medio ambiente, a la vez que valuables.

Ubeta Garnacha tinta

Ubeta Garnacha tinta

Es una selección de las mejores uvas de un único viñedo considerado un patrimonio vitícola a conservar por la riqueza de su garnacha biodiversa, que contempla unas caractericas únicas e irrepetibles.

Vino de parcela

Variedad: Garnacha negra.
Superficie: 4 ha.
Localidad: Barillas.
Orografía: ladera.
Orientación: sureste.
Viticultura: orgánica.
Vendimia: manual.
Fermentación alcohólica: en depósitos de acero.
Fermentación malolactica: en barricas de roble con levaduras de la uva.
Guarda: en barricas de robre en sus lias finas (12 meses).
Clarificado y estabilizado natural en depósitos de hormigón.

Notas de cata: Color cereza picota, gran complejidad aromática, frutas rojas, con matices tostados y un fondo balsámico. En boca aterciopelado y bien estructurado. Posee un final persistente que evoca recuerdos. Un vino potente y amplio en boca, carnoso, fresco, con gran concentración de sabor y un excelente equilibrio, es “como probar la auténtica esencia de la Garnacha".

Ubeta Roser

Ubeta Roser

Utilizando sólo vino de lágrima, se elabora, por sangrado y sin medios mecánicos, este rosado fresco y frutal, de edición limitada.

Vino de parcela

Variedad: Garnacha negra.
Superficie: 4 ha.
Localidad: Barillas.
Orografía: ladera.
Orientación: sureste.
Viticultura: orgánica.
Vendimia: manual.
Fermentación: Depósito de hormigón con levaduras de la uva.

Notas de cata: Color rosa pálido, cítrico y sedoso de pastel, almabirado con untuosidadad.

Ubeta Garnacha blanca

Ubeta Garnacha blanca

Ubeta blanca recupera la variedad garnacha blanca nativa de la zona para elaborar un blanco fermentado en barrica sobre lías finas muy peculiares.

Vino de parcela

Variedad: Garnacha blanca.
Superficie: 7 ha.
Localidad: Barillas.
Orografía: ladera.
Orientación: sureste.
Viticultura: orgánica.
Vendimia: manual.
Fermentación: barricas de roble francés sobre lías.

Notas de cata: Color amarillo pálido con tonos verdes. Aroma a melocotón blanco y pera blanquilla, con notas florales a lirios blancos, sorprende por un sutil toque de mantequilla que le confiere untuosidad. Un vino largo y redondo.



Ubeta de rebote

Es el icono de nuestra bodega, un vino procedente de nuestros viñedos más antiguos de garnacha negra que acerca la huella del pasado hasta nuestros días. Producción limitada a 500 botellas año.